Asia

JAPÓN

Nunca es suficiente

Y lo vas a flipar.

JAPÓN
akihabara
JAPON
JAPÓN akihabara JAPON

Hablar de Japón, así a la brava, nos llevaría toda la jornda. Jornada etílica, claro. Toda una tarde de barra y bebida. Ésta es una pequeña pincelada, un gotita minúscula de mis sensaciones en el país con las vallas de tráfico decoradas con la carita de Hello Kitty.

Es una sensación extraña y espero que solo le pase al turista que no va a residir en el país del punto rojo, pero cuando caminas por Tokio sientes que tu tiempo se escapa por entre los rincones de barrios cargados de detalles: se esfuma, se va, se pira y además no puedes agarrarlo. Se escapa ante tantos y tantos estímulos. Por eso en Japón, y en concreto Tokio, nada es suficiente.

«No ver el Mal, no escuchar el Mal y no decir el Mal»

Nikkō Tōshō-gū. Japón. 2016 © Txema Fk

Cuesta saber donde poner la vista, posar tu mirada. Tokio es demasiado y hay que tenerle cierto respeto si no quieres perder la cabeza.

Tokio. Japón. 2016 © Txema Fk

La sensación de agobo en Tokio a veces, solo a veces, es inevitable. Por eso cuando sales de la urbe y te desplazas a lugares donde puedes fusionarte con la naturaleza encuentras una razonable liberación. Aqui no hay rival posible

Tokio. Japón. 2016 © Txema Fk

Nikko. Japón. 2016 © Txema Fk

Nikko. Japón. 2016 © Txema Fk

Miyajima. Japón. 2016 © Txema Fk

Miyajima. Japón. 2016 © Txema Fk

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.